La deducción de I+D+i: algunos detalles a considerar por las empresas

La semana que viene, concretamente el martes 25 de julio, es la fecha de presentación del Impuesto de Sociedades para la inmensa mayoría de las empresas en nuestro país; gran parte del trabajo de hacemos en FINESE a lo largo del año va orientado hacia esa fecha, ya que es con la presentación del Impuesto cuando nuestros clientes tienen que consignar qué deducción y por qué calificación se aplican, tanto si sólo generan la deducción como si la generan y la aplican.
La deducción fiscal por I+D+i es la única existente que se puede acumular, una vez generada durante 15 años, por lo que la Administración da a las empresas varias opciones:

1.-Generarlas y aplicarlas en el Impuesto de Sociedades correspondiente (en el que se presenta el próximo día 25, se podrían aplicar las generadas en 2016 o en años previos).

2.-Generarlas y no aplicarlas hasta obtener el certificado y el correspondiente Informe Motivado. Esto puede ser el año que viene (si el Impuesto puede asumir esa deducción) o cuando existen suficientes beneficios como para poder aplicar dicha deducción.
Otra opción, sería “monetizar” la deducción solicitando un cheque fiscal el año que viene; con esta opción, Hacienda hace un ingreso líquido por el 80% de la deducción generada (ellos se quedan con el otro 20%). Depende de las necesidades de tesorería o de los beneficios que tenga la empresa el año que viene: una vez generada y conseguido el respaldo del Informe Motivado, la empresa decide lo que más le conviene.

Por último, hay dos trámites administrativos importantes a tener en cuenta para la deducción:

-Antes del día 25 de julio hay que hacer la solicitud del Informe Motivado Vinculante. Es un trámite imprescindible que se hace “on line” por parte de la empresa; para poder hacer esta solicitud, la empresa tiene que estar dada de alta en el RUS (Registro Unificado de Solicitantes)

-Al rellenar el Impuesto, en el modelo 200, hay que hacer constar qué deducción se genera por I+D ó por Innovación Tecnológica. Si además de generarla, se aplica en el propio Impuesto, también hay que hacerlo constar marcando la casilla correspondiente.

Una novedad a mencionar es que si la deducción es superior a 50.000 euros, para rellenar el modelo 200 hay que poner el título del proyecto, el número de registro de la solicitud de IMV y la fecha en la que se hizo. Como suele ser habitual, al menos en esta parte del Impuesto, cada año la Administración nos sorprende con alguna pequeña variación a la que es importante estar atentos….

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: