La Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) ha hecho público un informe que no deja en buen lugar la gestión de los fondos destinados a Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) en nuestro país. Según dicho documento, en 2016 el Gobierno solo gastó un 38% de lo presupuestado a dicho fin, o dicho de otra forma, más de seis de cada 10 euros reservados para financiar a científicos, investigadores y estudiantes se quedaron sin usar en las arcas públicas
La cantidad total no gastada fue de 3.114 millones de euros y la mayor parte de este dinero fueron fondos financieros, que hacen referencia a los créditos, de los cuales solo se ejecutó el 23% del importe asignado inicialmente y sobre el papel. Así lo aseguran el doctor en Ciencias Físicas, José de Nó, y el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Molero, coautores del análisis.
En el caso de los fondos no financieros, que se corresponden con las subvenciones para proyectos de investigación científica, alcanzaron un 82% de ejecución de gasto. Esta categoría es, según los expertos, la que realmente importa para medir la inversión de un país en ciencia.
De cara a este año, los PGE aprobados para el presente año han aumentado un 1,3% respecto al ejercicio anterior, situándose en algo más de 6.513 millones de euros. Son 84 millones más que en 2016 pero esto no se traducirá en que la ciencia disponga de más dinero, y que se repita la pérdida de poder adquisitivo del año anterior.
Este incremento de dinero para créditos en los Presupuestos enmascara los recortes que se acometen en subvenciones, dando la apariencia de que el dinero destinado a la ciencia aumenta de un año a otro. Esto no ocurre en la práctica, de acuerdo con las conclusiones del informe, que de igual modo apunta que “la caída de los presupuestos para I+D+I es superior a la del resto de los presupuestos generales”.
Por último, una de las cuestiones de los Presupuestos que más preocupa a la COSCE es la “indefinición” de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) acerca de los fondos que debe destinar a su propia gestión. Los PGE “consideren a la AEI como una sección más de gasto de la Administración”, estando por tanto “sometida a las mismas limitaciones de gestión que cualquier otro organismo, a pesar de que está demostrado que la ciencia requiere un sistema de gestión diferente”, lo que puede limitar el funcionamiento de la AEI y frustrar las expectativas generadas tras su creación.
(Fuente: El MUNDO, COSCE)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s