El llamado “cheque fiscal a la I+D+i” es uno de los incentivos a la innovación más esperados de los últimos años. Con el nuevo marco legal establecido por la Ley 14/2013,  las empresas obtendrán ingresos “tangibles” por parte de la Administración y más cercanos en el tiempo a la realización de su actividad innovadora, ya que ha de transcurrir sólo un año desde la generación de la deducción hasta su abono por parte de Hacienda; por ello, es importante que cualquier empresa que esté en condiciones de generar deducciones por I+D+i tenga presente las características de este nuevo mecanismo:

  • La Administración Tributaria abonará el 80% de las deducciones por I+D+i generadas siempre que la empresa no se las pueda aplicar
  • Para poder generar este “Cheque fiscal a la I+D+i” será  imprescindible haber obtenido Informe Motivado del MEIC o Acuerdo Previo de Valoración por parte de Hacienda
  • Las empresas que reciban el abono de sus deducciones por I+D+i deberán cumplir una serie de requisitos referidos tanto a límites de cuantía, como a mantenimiento de plantilla o reinversiones en I+D+i. No dude en consultarnos para conocerlos.
  • Tiene efecto para los ejercicios fiscales iniciados a partir del 1 de enero de 2013