Este incentivo fiscal permite a las empresas minorar en un 60% la base imponible de las rentas procedentes de la cesión de determinados activos intangibles. Desde su aparición en el año 2008, ha sufrido diversas modificaciones, la última de las cuales tuvo lugar en la Ley 14/2013 de Apoyo a los Emprendedores.

En FINESE no sólo le orientamos sobre la identificación de posibles operaciones que se puede identificar como Spanish Patent Box, sino que le facilitamos la obtención de un certificado que respalde dicha operación. A pesar de que este tipo de operaciones aún no cuentan con el respaldo de un informe motivado vinculante, en FINESE le proporcionamos el acceso a los mejores especialistas en la identificación de esta exención fiscal, para que pueda aplicársela con todas las garantías. Además, un elemento característico de esta exención es su compatibilidad con las deducciones por I+D+i, de tal manera que la actividad innovadora de su empresa puede entrar en un círculo virtuoso de rentabilidad; en FINESE tenemos el conocimiento y la experiencia que le puede ayudar a entrar en este círculo.